Un ejemplo de música colaborativa

El Orphede fue un proyecto colavorativo que realicé con el Ensamble 4D. La alineación de guitarra eléctrica, teclados, percusiones, voz, y electrónica, me parecía muy sugerente para dejar espacios abiertos a la improvisación. También fue colaborativo en el sentido de que durante los ensayos nos encontramos con dificultades técnicas que los miembros del ensamble solucionaron con sus propias habilidades de programación (en concreto, el tecladista implementó unas automatizaciones en Max MSP). Así mismo, la obra utiliza un soporte fijo que elaboré utilizando la introducción del Orfeo de Monteverdi, el cual sometí a un arduo proceso de transformación para conformar la base armónica sobre la que los ejecutantes son libres de improvisar.

Esta es una de mis piezas favoritas, y creo que el proceso de colaboración con el Ensamble fue muy rico para todos. Además, es la primera obra en la que me planteo hacer música sobre otra música, con otra música. Sin embargo, me hubiera gustado controlar un poco más la improvisación. Aunque los músicos son maravillosos (y los tres son compositores también!), creo que nuestras musicalidades se encontraron de una forma que quizás necesitaba madurar un poco más. Quizás lo mejor del proceso colaborativo es ese encuentro tan directo con los otros.

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s